León Marmóreo

Esta Casa siempre ha estado en lo más alto de las distintas academias de Magia, con resultados excepcionales. Los propios magos del Consejo Mundial provienen casi exclusivamente de la Casa del León Marmóreo. Esto a menudo hace que sus estudiantes sean muy arrogantes y vanidosos, y los odian y envidian los de otras casas. Sus poderes son grandes, al igual que su rendimiento académico. Desafortunadamente, a menudo es la creatividad, la pasión o la tontería lo que marca la diferencia en un gran mago, y los estudiantes de esta casa difícilmente están dotados de ello.

Scavenger Blood

Esta casa está estrictamente ligada al fuego y la pasión. Sus alumnos son elegidos por el fuego que corre por sus venas y por sus corazones. Esto los hace muy fuertes, pero incluso muy inestables: no es fácil controlar la pasión de su temperamento. Para algunos de ellos, este fuego se convierte en entusiasmo, para otros en emociones fuertes ... Los jóvenes estudiantes a menudo luchan por manejar su pasión, que tiene un impacto profundo en sus relaciones sociales y en su desempeño educativo.

Ghostly Deer

Los estudiantes de esta casa son descendientes de los antiguos druidas y brujos del bosque. Son más capaces que otros de captar el poder mágico de la naturaleza para usarlo en sus hechizos. Para ello, sin embargo, están obligados a prestar un juramento de absoluto respeto por todos los seres vivos y el equilibrio natural del planeta. Por esta razón solo se seleccionan los correctos y sabios, y aquellos que muestran gran sensibilidad a estos temas.

Flying Kraken

Los estudiantes de esta casa están estrictamente vinculados a antiguos y poderosos hechizos. A menudo son descendientes de los antiguos magos del mar o de las brujas famosas en la antigüedad por su capacidad para convocar y controlar criaturas misteriosas de mundos lejanos y desconocidos. Sus poderes son muy profundos y severos, pero sucede que a menudo los estudiantes más sensibles y delicados están destinados a esta casa (y muy a menudo los más desafortunados, chapuceros y tontos).

©2020 di Drunk Robot